11 de marzo de 2016

El lado ciego del amor

Julianne casi sonrió ante eso, pero entonces recordó su aprieto.
—No sé qué hacer.
—¿No es siempre tu problema? —preguntó Adrián—. ¿Y qué te digo siempre? 
—¿Algo sobre Playboy? —adivinó Julianne.
—Já —dijo Adrián—. No, haz lo que sientas correcto.
Julianne suspiró.
—Es el problema, no siento nada completamente correcto.

(Ingrid Díaz, El lado ciego del amor)




 «El lado ciego del amor» (The Blind Side of Love) es uno de los libros más descargados en cuanto a temática lésbica se refiere. Su autora, Ingrid Díaz, lo escribió cuando rondaba los veinte años y, un tiempo después, su obra se volvió casi un clásico que debiste haber leído o debes leer desde ya. Además, tienes que saber que hay dos versiones de esta historia (que dejaré en el apartado de descargas), la segunda fue escrita varios años después de la primera y, si bien tiene una trama central idéntica, la historia cambia mucho; así que será como leerte dos novelas diferentes. En cine sería como el remake del original. Yo creo que ambas tuvieron lo suyo, pero aún me quedo con la primera porque soy de las nostálgicas sin salvación.

7 de enero de 2015

Recomendación: Taxi a París



«Bueno, no era para tanto, a todo el mundo le pasa lo mismo. No, no servía de nada querer engañarme a mí misma. Sabía que jamás en mi vida volvería a sentir algo así. Ella sería siempre mi recuerdo más feliz... y también el más triste.»

(Ruth Gogoll en Taxi a París)



¡Gente! Después de cinco millones de siglos y una década más como siempre, aquí vengo a hablarles de una novela. Esta vez es «Taxi a París», escrita por Ruth Gogoll, quien es alemana y estudió Historia, Literatura y Lingüística feminista. Es fundadora de la editorial Egales y su novela —de la que hablaré a continuación— es una de las más vendidas en toda Europa. También ha escrito otros libros, como «Una isla para dos» y «El contrato», que es su continuación directa.

13 de septiembre de 2014

Recomendación: Falsa identidad (Fingersmith)

Notas: creo que hoy me sentí de muy buen humor al decidir hablar sobre un libro. Espero que mi meta utópica de estar actualizando muy seguido se cumpla, de cualquier forma, en un futuro podré decir que lo intenté. Así que… ¡Aquí estoy! Y esta es su casa.


«—Esa es Susan Trinder —susurraba entonces alguien—. A su madre la ahorcaron por asesina. ¿No es una chica valiente?
Me gustaba oírles decir esto. ¿A quién no? Pero lo cierto es —y me da igual quién lo sepa ahora—, lo cierto es que no era valiente en absoluto.»
 (S. Waters en «Falsa identidad»)

Hace mucho que quería hablar sobre este libro, fue unos de los primeros que leí en este género y, quizá, el que más me ha gustado; pero no se dejen llevar tanto por mi lista de favoritos ya que, bien solía decir mi madre, mis gustos desentonan con los colores. Hablemos de la novela.

18 de diciembre de 2013

El azul es un color cálido

                                                                                                            


«Amor mío. Cuando leas estas palabras, habré dejado este mundo.»


Así empieza Julie Maroh su novela gráfica «El azul es un color cálido», sabiendo de antemano que no estamos leyendo una historia de tintes felices, más bien, Maroh nos envuelve en una realidad agria y cercana en el trascurso de las imágenes que nos cuentan la historia de Clementine, una chica de dieciséis años que busca su lugar en este mundo y que, al igual que muchas personas, intenta encajar en la rutina de sus amistades, de lo que se supone «debiera hacer» y del amor adolescente que debería sentir. Para Clementine todo eso no significa nada, hasta que un día su vida se vuelve una maraña de preguntas cuando en su camino se cruza una chica de cabello azul. Su existencia se llena de cuestiones y de miedos a partir de entonces, con aquel sentimiento que va creciendo en ella y que la hará sentir diferente a todos.

16 de noviembre de 2013

Cada vez que no me miras



«–Cometí dos errores, bueno supongo que muchos más, pero dos fueron decisivos –comentó Adriana–. Primer error: me enamoré de Helena. Segundo error: se lo confesé.»



¡Hola a todas y todos! Soy una irresponsable, I know, pero sepan que no me olvidado de esta sección. Pasa que de pronto me paso semanas sin leer más que novelas del XIX que me dejan en la universidad. Sufro, aunque digan lo contrario todos los eruditos de… de por ahí.

            Bueno, les traigo de nueva cuenta una novela que me ha parecido bastante fresca y llevadera, tanto, que me la he leído en esas horas que me sobran en el bus escolar. Sabrán con esto que me ha encantado, como muchos libros de esta temática. A todo esto, les cuento que la novela «Cada vez que no me miras» es de Marien Koan, una escritora que se inspiró en el relato «Amor a través del tiempo» para escribir su novela.