13 de septiembre de 2014

Recomendación: Falsa identidad (Fingersmith)

Notas: creo que hoy me sentí de muy buen humor al decidir hablar sobre un libro. Espero que mi meta utópica de estar actualizando muy seguido se cumpla, de cualquier forma, en un futuro podré decir que lo intenté. Así que… ¡Aquí estoy! Y esta es su casa.


«—Esa es Susan Trinder —susurraba entonces alguien—. A su madre la ahorcaron por asesina. ¿No es una chica valiente?
Me gustaba oírles decir esto. ¿A quién no? Pero lo cierto es —y me da igual quién lo sepa ahora—, lo cierto es que no era valiente en absoluto.»
 (S. Waters en «Falsa identidad»)

Hace mucho que quería hablar sobre este libro, fue unos de los primeros que leí en este género y, quizá, el que más me ha gustado; pero no se dejen llevar tanto por mi lista de favoritos ya que, bien solía decir mi madre, mis gustos desentonan con los colores. Hablemos de la novela.



            «Falsa identidad» (Fingersmith en inglés), es la obra literaria de Sarah Waters, escritora británica que también ha publicado otras novelas como «El lustre de la perla» y «Afinidad» (que espero estar comentando en un tiempo). Esta historia nos relata, en un inicio, la vida de Susan Trinder «una joven huérfana de diecisiete años que vive en el Londres más salvaje, protegida por la señora Sucksby, la gran “madre” de una dickensiana comunidad de delincuentes».

Para Sue (Susan), la vida realmente no tiene muchas vertientes. Nunca ha tenido una educación básica de ningún tipo, sus días se basan en ayudar a su madre sustituta a cuidar niños huérfanos a cambio de un poco de dinero. Esto, en combinación con la mugre de sociedad en la que vive, hace que nunca pueda indagar acerca de su lugar en el mundo. Hasta que una noche llega Richard Rivers, mejor conocido como Caballero, un amigo de la familia que también es estafador. Él tiene un plan que la incluye, uno que promete llenarlos con una gran cantidad de dinero. Sue, que en un inicio se niega a participar, termina por aceptar el trato que le ofrece Caballero, que básicamente consiste en viajar varios kilómetros por primera vez fuera de Londres, hacia un lugar apartado y solitario sólo para ser la dama de compañía de la señorita Maud, quien vive bajo la tutela del único obstáculo de su entramado plan: su tío, un hombre excéntrico que es dueño de una misteriosa biblioteca y que, con el tiempo, se ha convertido en la cárcel de la joven.

Ambas chicas se ven envueltas en varias situaciones que al final terminan por acercarlas y, ante el complejo panorama en el que se dibuja el futuro de las dos, sólo sus decisiones podrán hacer algo para remediar la inevitable bomba de tiempo que amenaza por estallar.

            Sobre la narrativa de la obra: no puedo decirles lo maravillosa que me pareció, considerando el hecho de que es una traducción lo que leí por primera vez. El libro está dividido en tres partes, narrados en primera persona en este orden: Sue, Maud, Sue. Es abarcador, lleno de detalles que la convierten en una obra de ficción histórica excelente. Tienen que tener en cuenta que está basada en el siglo XIX, durante la época victoriana, así que el estilo de escritura se apega mucho a este hecho para darle el toque necesario de veracidad a la novela. Además, que esté en primera persona dice mucho, ya que muestra sólo lo que Sue —o Maud a su tiempo­— puede ver y analizar, es decir, la duda e intriga de lo que ocurre siempre está presente, creando así una obra llena de suspenso en la que el lector se siente tan o más perdido que el propio protagonista.

           Los personajes no son negros ni blancos, cada uno guarda un secreto, lo que los hace hasta cierto punto tan grises como cualquier ser humano. A diferencia de muchas novelas que he leído en las cuales siempre termino por tener a un favorito, aquí no ocurrió. Creo que todos tuvieron puntos distintos, y la historia me obligó a sólo estar de testigo lejano sin saber por dónde tirar las riendas.

            Creo que la novela va más allá de una literatura en donde dos mujeres se encuentran. Falsa identidad está llena de una crítica incesante hacia la sociedad, lo que se ve, lo que está oculto o lo que se espera ver  tras el telón de turno. Retrata un mundo de mentiras y apariencias engañosas. Los malos no siempre son los verdaderos malos y los buenos pueden convertirse, o no, en las verdaderas pesadillas de tu historia. Si buscas una historia compleja, esta es la que debes leer a continuación, si no es así… Espero estar recomendando otra de tu estilo muy pronto.

            ¿Qué puedo decir? En mi opinión, es una lectura que no te debes saltar. Me ha gustado tanto esta obra, que incluso tuve la suerte de conseguirla en formato físico. En inglés, sí, pero eso no impidió que la volviera a disfrutar de la misma forma (les dejaría una foto de mi adquisición —para presumir— pero desafortunadamente se ha quedado en mi departamento y ahora me encuentro en la casa de mi padre). La traducción al español es muy buena, así que si te decides a leerla (y eso espero), estoy bastante segura que no te decepcionará ni un poco.

            También diré que, para aumentar la felicidad en ustedes, pueden ver la miniserie de televisión de esta novela. Sí, como oyeron, tuvo una adaptación y fue producida por la BBC en el lejano 2005. En el papel de Sue encontramos a Sally Hawkins, y a Elaine Cassidy —a quien le declaro mi amor incondicional— como Maud. No hay tremendas discrepancias entre la novela y la serie, lo cual es fenomenal, quizá sólo detalles como edades o aspectos físicos (que esta era rubia y que esta no lo era), por lo demás, la adaptación tuvo una muy buena producción, tanto en vestuario como en escenarios.

            No quiero arruinarles nada, así que me quedaré con mi discurso de que esta novela es, por demás, demasiado buena. Espero que un poco de lo que ya he dicho les haga descargar el Pdf que dejaré en el apartado de «Descargas». Y espero, también, que puedan echarle un vistazo a la serie, que fácilmente pueden ver en nuestro mejor amigo YouTube.

            Disfruten.

«—Por Dios, señorita —dije—. ¿Es usted una chica o un cirujano? Pues claro que su boca responderá. Fíjese. —Ella me había enardecido. Me había dado cuerda, como a un muelle. Me incorporé de la almohada—. ¿Dónde están sus labios? —dije.
—¿Mis labios? —respondió. Con tono de sorpresa—: Aquí.
Los encontré y la besé.»





1 comentario:

  1. vi la pelicula, tendria que leerlo tambien, pero es genial, me encanto xD

    ResponderEliminar

1 comentario:

  1. vi la pelicula, tendria que leerlo tambien, pero es genial, me encanto xD

    ResponderEliminar

1 comentario:

  1. vi la pelicula, tendria que leerlo tambien, pero es genial, me encanto xD

    ResponderEliminar